Isabel Castilla

Isabel Castilla

Cuando vino a vivir conmigo yo creía que era mucho más fácil

Yo, Isabel Castilla Vázquez, hija de Narcisa Vázquez Camacho, usuaria del Centro de Día ASMI, me gustaría compartir con todos y todas desde mi experiencia, lo que ha supuesto para mí dar este paso de llevar a mi madre al centro y el resultado de ello.

Cuando vino a vivir conmigo yo creía que era mucho más fácil, pero a medida que pasaban los días me daba cuenta de que no era así.

Yo me vi envuelta en una rutina, sin poder salir de casa y sin poder dejarla sola ni un minuto, cosa que día a día me agobiaba más y más, a mí  y a mi familia.

Después de dar varios pasos y pensarlo mucho me vi pidiendo información en el Centro de Día ASMI.

Cuando por fin di el paso, los primeros días fueron duros, aunque yo noté un cambio en mi madre positivo y muy rápido. Tengo que decir que siempre fui reacia a llevar a mi madre a ningún centro, pero cada día estoy más contenta de que este ahí. Mi madre es muy feliz y yo cada día veo que está cuidada y muy bien tratada, cosa que agradezco.

Acudir a este tipo de recursos es primordial, aquí he podido comprobar que ayudan al usuario, estimulando su motricidad con fisioterapia, gimnasia y también cognitivamente haciendo actividades.

No solo se preocupan por mi madre, sino de mí, cuando llego con algún problema o preocupación están dispuestos para ayudarme… por todo ello, solo tengo palabras de agradecimiento para cada uno de los profesionales que trabajan aquí y que nos hacen la vida mucho más fácil a las familias.

Un saludo y un millón de gracias.